Bélgica: Fallece la Reina Fabiola

La Reina Fabiola de Bélgica falleció, a los 86 años, el día 5 de diciembre de 2014 en el Palacio de Stuyvenberg a las afueras de Bruselas.


Fabiola de Mora y Aragón nació en Madrid el 11 de junio de 1928, en el Palacio de Zurbano, hija de Don Gonzalo de Mora y Fernández, Marqués de Casa Riera y Conde de Mora, y de Doña Blanca de Aragón y Carrillo de Albornoz, Marquesa de Casa Torres.
Sería su madrina de bautizo la Reina Victoria Eugenia de España.


Contrajo matrimonio en 1960 con el Rey Balduino I de los Belgas, en la Catedral de San Miguel y Santa Gudula de Bruselas. La pareja no pudo tener hijos, a pesar de los cinco embarazos de Fabiola.


Tras el fallecimiento del Rey Balduino en su casa de Motril (Granada) en 1993, le sucedería su hermano Alberto II, quien decretó que Fabiola continuara llevando el título de Reina de Bélgica, y ocupase un lugar tras su esposa, la Reina Paola.

Los restos mortales de la Reina fueron instalados en el Palacio Real de Bruselas hasta el día del funeral oficial.

Los Reyes Felipe II y Matilde de los Belgas
Los Reyes Alberto y Paola de Bélgica
Las Princesa Astrid y Margarita de Luxemburgo, y el Príncipe Nicolás de Liechtenstein

Además de los Reyes de Bélgica y de los Grandes Duques de Luxemburgo, ambos sobrinos de Fabiola, y del resto de los miembros de ambas Casas Reales, así como los familiares españoles de la Reina Fabiola, han estado representadas las siguientes Casas Reales:

Dinamarca
S.M. la Reina Margarita II

Suecia
S.M. el Rey Carlos XVI Gustavo
S.M. la Reina Silvia

Noruega
S.M. el Rey Harald V
 S.A.R. la Princesa Astrid

España
S.M. el Rey Juan Carlos
S.M. la Reina Sofía

Países Bajos
S.A.R. la Princesa Beatriz
Japón
S.M.I. la Emperatriz Michiko

Liechtenstein
S.A.S. el Príncipe Hans Adam II

Tailandia
S.A.R. la Princesa Sirindorn

Marruecos
S.A.R. el Príncipe Moulay Rachid

Kuwait
S.A. Sheikh Nasser Al-Mohammad Al-Ahmad Al-Sabah



Grecia: Bodas de Oro de los Reyes Constantino y Ana María

El 18 de septiembre de 2014 los Reyes Constantino y Ana María de Grecia celebraron sus bodas de oro en Atenas, rodeados de familiares y amigos.



La celebración tuvo lugar en las instalaciones del Club Náutico, con más de 80 años de historia, emplazadas sobre la colina Kumunduru, de destacado valor arqueológico, y que presiden el noroeste del puerto deportivo de Mikrolímano, en El Pireo.

Los Reyes de Grecia con algunos de sus hijos

La cena transcurrió en la planta superior del Club, con unas vistas espectaculares. El menú fue elaborado personalmente por el chef Moschovakis.

Acompañaron a los Reyes Constantino II y Ana María todos sus hijos:
Los Príncipes Pablo y Marie Chantal
La Princesa Alexia y Carlos Morales
Los Príncipes Nicolás y Tatiana
El Príncipe Philipos
La Princesa Theodora

El Príncipe Pablo y la Princesa Marie Chantal

La Princesa Alexia y su esposo, Carlos Morales

Los Príncipes Nicolás y Tatiana


Los Príncipes Philipos y Theodora de Grecia

 No faltarían a la celebración las hermanas de Constantino y Ana María:

S.M. la Reina Margarita II de Dinamarca
S.M. la Reina Sofía de España
S.A.R. la Princesa Benedicta de Dinamarca
S.A.R. la Princesa Irene de Grecia

La Princesa Benedicta y la Reina Margarita de Dinamarca

La Reina Sofía de España y la Princesa Irene de Grecia

También estarían presentes dos de las sobrinas de los Reyes:
S.A.R. la Infanta Elena de España, Duquesa de Lugo
S.A. la Princesa Alejandra de Sayn y su esposo, el Conde Jefferson

Princesa Alejandra de Sayn y Conde Jefferson

S.A.R. la Infanta Elena de España, Duquesa de Lugo
Otros de los invitados fueron:
SS.MM. los Reyes Simeón y Margarita de Bulgaria
SS.AA.RR. los Príncipes Margarita y Radu de Rumanía
SS.AA.RR. los Príncipes Alejandro y Katherine de Servia
SS.AA.RR. los Príncipes Hassan y Sarvath de Jordania
SS.AA.RR. los Príncipes Miguel y Marina de Grecia
S.A.R. la Princesa Tatiana y el Dr Fruchaud
S.A.R. la Princesa Victoria de las Dos Sicilias y Markos Nomikos


La Princesa Margarita de Rumanía y su esposo

SS.MM. los Reyes Simeón y Margarita de Bulgaria

El Príncipe Miguel de Grecia y su esposa Marina Karella

Los Príncipes Hassan y Sarvath de Jordania

La Princesa Victoria de las Dos Sicilias con su esposo y su prima, la Infanta Elena


 La sensibilidad de la familia real griega con la situación de su pueblo marcó, de hecho, las celebraciones por las bodas de oro. A pesar de todo, los invitados pudieron disfrutar del paisaje que ellos tanto aman y de su gastronomía.

La noche anterior, los Reyes de Grecia recibieron a algunos de sus invitados en el Museo de la Acropolís


Junto a los Reyes estuvieron sus hijos y algunos de sus familiares y amigos.

La Princesa Benedicta de Dinamarca, hermana de Ana María

El Príncipe Miguel de Grecia y la Princesa Irene de Grecia

La Reina Sofía de España, hermana del Rey Constantino de Grecia

Los Reyes de Bulgaria, Simeón y Margarita


La historia de esta pareja, aunque contada en muchas ocasiones, no deja de ser sorprendente:
 El joven príncipe heredero de Grecia vio en una revista una foto de una bella princesa nórdica. Miró a su padre y declaró: 'Quiero que sea mi mujer. Voy a viajar a Dinamarca para conocerla'. Tan claro lo ha tenido siempre Constantino en lo referente a su esposa, la hija pequeña de los reyes Ingrid y Federico de Dinamarca, que esperó durante dos años a que ella cumpliera la mayoría de edad para poder casarse. Los jóvenes se habían comprometido en secreto en el verano de 1962, tras la boda de Sofía y Juan Carlos de España. Ella tenía entonces 15 años y era una de las princesas más bellas de Europa. Apenas dos semanas después de cumplir los 18, la preciosa Ana María entraba en la catedral metropolitana de Atenas como princesa de Dinamarca y salía, ya casada, como reina de Grecia (Constantino había accedido al trono meses antes).
Fue un 18 de septiembre de 1964 cuando 101 cañonazos disparados desde los buques de guerra atracados en El Pireo anunciaron a Grecia que Ana María se había convertido en su reina. 


Bélgica: Boda de Amadeo y Elisabetta

El 5 de Julio de 2014, en la Basilica de Santa María de Trastevere en Roma, contraían matrimonio el Príncipe Amadeo de Bélgica y la periodista italina Elisabetta Maria Rosboch von Wolkenstein.

.

Se trató de una boda familiar que congregaría en Roma a miembros de las Casas Reales con las que el novio está emparentado: Bélgica, Luxemburgo, Liechtenstein, Saboya, Austria, etc.

La Princesa Margarita de Luxemburgo y el Príncipe Nicolás de Liechtenstein

Príncipe Nicolás de Rumanía

Príncipes Lorenz y Claire de Bélgica con sus hijos menores

Príncipe Juan de Luxemburgo y  Condesa Diana con Guillermo de Luxemburgo 

Princesa María Astrid de Luxemburgo y Archiduque Cristián de Austria

Princesa Beatriz de York

Princesa Margarita de Saboya-Aosta, abuela paterna del novio

Estarían presentes los abuelos maternos del novio, los Reyes Alberto y Paola de Bélgica, y la ausencia de la Reina Fabiola, que no fué posible su asistencia por problemas de salud.

Reyes Alberto y Paola de Bélgica, abuelos maternos del novio

La llegada que más expectación levantó fué la de los tios del novio, los Reyes Felipe II y Matilde de los Belgas, que llegaban acompañados por sus hijos menores los Príncipes Gabriel, Emmanuel y Eléonore.

Los Reyes Felipe II y Matilde de los Belgas y sus hijos menores

El Archiduque Lorenzo de Austria-Este, padre del novio, llegaría a la Basilica dando el brazo a la madre de la novia.

Archiduque Lorenzo de Austria-Este y la madre de la novia

El Príncipe Amadeo de Bélgica, Archiduque de Austria-Este, llegaría del brazo de su madre y madrina, la Princesa Astrid de Bélgica

El novio con su madre, la Princesa Astrid de Bélgica

La novia, que llegaría acompañada de su padre, Ettore Rosboch von Wolkenstein, lucía un vestido diseñado por el prestigioso diseñador italiano Valentino.


La novia a su llegada ayudada por una de las hermanas del novio, la Princesa Luisa María de Bélgica

Los novios con sus damas de honor y pajes

Las hermanas del Príncipe Amadeo, las Princesas Luisa María y Laetitia María, actuaron como damas de honor de la ceremonia, al igual que la Princesa heredera belga Elisabeth y la Princesa Louise, hija del Príncipe Laurent, tío del contrayente

La Princesa heredera Elisabeth de Bélgica, Duquesa de Brabante

La ceremonia la ofició el Cardenal belga Godfried Dannels en tres idiomas: italiano, francés y alemán. Al término de la ceremonia se leyó un mensaje del Papa Francisco.


Los novios en un momento de la ceremonia
 
El vestido diseñado por Valentino para Elisabetta Rosboch estaba en encaje, cuello cerrado y transparencias con las que se apreciaba el escote palabra de honor.

Amadeo y Elisabetta durante la boda

La tiara que lució Elisabetta fue propiedad de Isabel de Baviera, Reina de Bélgica, y esposa del Rey Alberto I de los Belgas.
  Es una tiara de diamantes, realizada en los años 20, en forma de bandeau para poder llevarla sobre la frente.
En la actualidad la tiara pertenece a la Reina Paola, que la cedería a la novia de su nieto para la boda.


Los novios con sus respectivos padres

Aunque el novio es Príncipe de Bélgica, Elisabetta no lo será. Su título desde el momento del matrimonio será el de Archiduquesa de Austria-Este, que es el título de nacimiento del Príncipe Amadeo.

Salida de la Basilica

 A la salida de la Básilica, bajo una lluvia de pétalos y arroz, los novios dieron muestras de gran alegría, gesticulando y besandose a petición de los invitados.

Los novios bajo la lluvia de petalos



El primer de beso de casados
El novio ocupa el sexto lugar en la línea de sucesión al trono de Bélgica, y curiosamente también se encuentra en la línea de sucesión al trono de España por su abuela materna, la Príncesa Margarita de Saboya-Aosta.


Los padres del novio a la salida de la Basilica

Los Príncipes María Laura y Joaquín, hermanos del novio

El banquete de bodas tuvo lugar en Villa Médicis, donde se trasladarón todos los invitados una vez finalizada la ceremonia religiosa.

Villa Médicis, donde tendría lugar el banquete de bodas

Diseño del vestido de novio, por Valentino

La boda se celebró al mismo tiempo que se disputaba el partido de futbol Argentina-Bélgica, una de las semifinales del mundial de Brasil. Ello hizo que algunos de los invitados se acercaran a los bares próximos de la Basilica para poder ver finalizar el encuentro.